Tener presencia en las redes sociales te da credibilidad. Somos cada vez más quienes antes de decidir si comprar o contratar un servicio, revisamos si algunas de nuestras personas conocidas han dejado un comentario o calificación para la marca que estamos investigando.

El “Social Listening” consta del monitoreo constante de tu marca en el mundo digital dentro de las distintas plataformas sociales que utilizan tus clientes. Hacerlo te traerá muchas ventajas:

1. Descubre áreas de oportunidad en tu servicio.
Quizá el leer las quejas y los errores que estés cometiendo no sea agradable al principio. Sin embargo, darte cuenta de cuáles son tus debilidades puede llevar a que las conviertas en fortalezas.

2. Crea relaciones de confianza con tus clientes.
Cuando una persona tiene una queja con respecto a tu producto o servicio, esto se convierte inmediatamente en una oportunidad para hacer que esta persona se enganche con tu marca al darle una solución a su problema de la mejor manera.

3. Define el perfil de tus clientes actuales.
Las redes sociales te permiten ver qué le gusta a las personas que están interactuando con tu marca. Date el tiempo de analizar a tu audiencia. De esta manera puedes realizar un perfil acertado de tus clientes actuales.

4. Mejora tu contenido en las redes sociales. 
Ahora que conoces quiénes son las personas que consumen tu marca, asegúrate de hablarles en su idioma. No publiques cosas sólo de tu producto o servicio sino también de los temas que pudieran interesarle a tus clientes y clientas potenciales.

Lo más importante del social listening es que es una herramienta para lograr que tus clientes y clientas sientan una conexión con tu marca más allá de la venta del producto o servicio. Hacerle sentir a una persona que te interesa podría llevar a una persona a convertirse de cliente a promotora de tu marca.

Pro-Tip: Utiliza Google Alerts, Google Trends, Twitter o Mention.net sin costo.

Si tienes más dudas, puedes escribirnos. ¡Nos encanta dar consultoría!

Ilustración de Naomi Wilkinson